EFECTOS NEGATIVOS DEL CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL

EFECTOS NEGATIVOS DEL CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL


El alcoholismo consiste en un consumo excesivo de alcohol de forma prolongada con dependencia del mismo. Es una enfermedad crónica producida por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, lo cual interfiere en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales. El alcoholismo es una dependencia con características de adicción a las bebidas alcohólicas. Se caracteriza la constante necesidad de ingerir sustancias alcohólicas. Así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia. El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo conduce a la muete como consecuencia de afecciones de tipo hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, o suicidio

Las causas de los problemas físicos del alcohol tienen dos orígenes:
  1. El alcohol tiene un efecto directamente irritante sobre todas las partes del cuerpo.
  2. Con el uso continuado del alcohol, una persona puede llegar a estar desnutrida. Ciertas vitaminas o proteínas pueden que no se tomen en la dieta, o puede que no sean absorbidas por el cuerpo.

El consumo excesivo de alcohol durante largos periodos de tiempo puede provocar dependencia o adicción. También puede dar lugar a graves consecuencias físicas o psicológicas, El alcoholismo puede producir una serie de enfermedades o trastornos graves como:
• Daños en el hígado: El consumo de alcohol perjudica principalmente al hígado, pues ese el encargado de eliminar dicha toxina de la sangre.
años en el páncreas: El alcoholismo provoca inflamaciones en el páncreas, la vesícula y el riñón.
• Hipertensión: El alcohol provoca un aumento de la presión arterial, su consumo permanente suele ocasionar problemas de hipertensión con sus consecuencias previsibles.
• Depresión: El alcohólico se aísla de su entorno social para evitar la censura de sus semejantes, lo que le provoca una depresión que puede llegar en ocasiones al suicidio.
• Trastornos digestivos: El alcohol es uno de los principales irritantes del aparato digestivo, pues ataca a la mucosa estomacal incentivando la producción de ácidos y puede ocasionar trastornos de importancia como acidez, vómitos y ocasionalmente úlceras sangrantes.
• Cáncer del aparato digestivo: Como el alcohol ataca las mucosas, predispone a los órganos a una mayor aparición de procesos cancerosos en la boca, el esófago, el estómago y el colon.
• Disfunciones sexuales: El alcoholismo suele ocasionar problemas eréctiles en los hombres, que no son capaces de mantener unas adecuadas relaciones sexuales. En las mujeres ocasiona la pérdida de la menstruación.
• Daños al sistema nervioso: El consumo de alcohol provoca daños irreparables al sistema nervioso central y periférico, que se manifiestan en temblores, descoordinación y problemas de memoria.
• Trastornos alimentarios: El abuso del alcohol disminuye la absorción de una cantidad importante de minerales y vitaminas, lo que provoca que el cuerpo se debilite y esté más propenso a contraer infecciones o enfermedades.
• Daños en el feto: En el caso de mujeres alcohólicas embarazadas, presentan un serio riesgo de sufrir de síndrome de alcohol fetal, caracterizado por un desarrollo defectuoso en el feto, lo que ocasiona que el recién nacido presente problemas de conducta y capacidad mental disminuida.

TIPOS DE INTOXICACIONES ALCOHÓLICAS
Existen dos tipos de intoxicación por consumo excesivo de alcohol, cada una con características diferentes (agudas y crónicas):
 Intoxicación aguda:
Es la ocasionada por la ingestión masiva de alcohol. La absorción del mismo por el organismo esta determinada por:
La graduación: concentración de alcohol en la bebida.
La composición química de las bebidas puede favorecer la absorción del alcohol.
La presencia de comida en el estomago.
El peso del sujeto: menos peso, más absorción.
El sexo: las mujeres son más sensibles.
La habituación: los estados avanzados de alcoholismo reducen la tolerancia al alcohol.
Intoxicación crónica:
Provocada por intoxicaciones agudas repetidas o por excesivo y continuado consumo de alcohol.
Los efectos de la ingesta excesiva de alcohol sobre el sistema nervioso (SN) son múltiples pues, además del efecto tóxico directo que el etanol tiene sobre el SN, en el alcoholismo crónico se asocian con gran frecuencia otros procesos que, en definitiva, son los causantes de los trastornos neurológicos más comunes asociados a esta adicción, así como una mayor incidencia de diversas enfermedades neurológicas.
Así, en el alcoholismo encontramos:
Deficiencias matricionales, con la afectación de órganos cuya patología repercute secundariamente sobre el SN (cirrosis hepática fundamentalmente).
Posible existencia de tóxicos contaminantes en las bebidas alcohólicas.
Alta incidencia de traumatismos craneales, a veces no bien documentados, que provocan hematomas subdurables; de hecho, el 50% de ellos está asociado a alcoholismo.
Mayor frecuencia de hemorragias vasculares cerebrales, cuyo riesgo aumenta en relación directa con la cantidad de etanol ingerida. Si bien el consumo leve de alcohol parece disminuir la incidencia de este accidente, el consumo severo aumenta hasta 2,5 veces el riesgo de que se produzcan estas hemorragias.
Mayor incidencia de procesos infecciosos.

ENFERMEDADES QUE OCASIONAN EL ALCOHOLISMO:
Atrofia cerebral (constituye un hecho fisiológico en el proceso de envejecimiento humano.)
Esclerosis cortical laminar de morel (cuadro clínico de seudoparálisis cerebral)
Degeneración cerebelosa alcohólica (incoordinación grave y brusca de las extremidades inferiores)
Mielinolisis pontina central (es una condición caracterizada por daño neurológico causado por la destrucción de la capa que cubre las células nerviosas)
Neuropatía alcohólica (disminución del funcionamiento de los nervios)
Mielopatía alcohólica (relacionada con cirrosis severa)
Miopatía alcohólica (es una atrofia de las fibras de la musculatura.)
Neuropatía óptica (inflamación repentina del nervio óptico. Puede aumentar la presión alrededor del nervio óptico.)
TRASTORNOS PSICOLÓGICOS DEL ALCOHOLISMO
La principal alteración psicopatológica producida por la excesiva ingestión de alcohol es la modificación del perfil psíquico, que experimenta una manifiesta debilidad emocional previa a la aparición de estados depresivos o de ansiedad.
De acuerdo al DSM-IV (es la cuarta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la American Psychiatric Association), los trastornos se relacionan a los cambios comportamentales desadaptativos y clínicamente significativos que se presentan durante la toma de alcohol, y son:
sexualidad inapropiada
comportamiento agresivo
labilidad emocional
deterioro de la capacidad de juicio
deterioro de la actividad laboral o socia


www.primerosauxilios.org/.../efectos-del-consumo-de-alcohol.php
http://www.buenasalud.net/2010/06/11/efectos-negativos-del-exceso-de-alcohol.html#
http://www.avrafaela.org/Cultura/Psicologia/Alcoholismo.htm
http://www.monografias.com/trabajos75/danos-ocasionados-uso-excesivo-alcohol/danos-ocasionados-uso-excesivo-alcohol2.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada